Administración federal admin.ch
Departamento Federal de Asuntos Exteriores
Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE
La COSUDE – en todo el mundo

Visite las páginas web de las Oficinas de Cooperación suizas.

Suiza
Suiza 
Buscada:
Vista detallada:

20.06.2007 - Artículo
Derechos de la mujer y masculinidades: Alegatos por un nuevo pacto humano y social

Algunos de los eternos clichés no habrán sobrevivido a la Jornada de conferencias organizada el 8 de junio de 2007, en Berna, por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. Así como tampoco habrá resistido la aparente austeridad del tema «Women’s Rights and Masculinities, other Perspectives on Gender Mainstreaming» a la pasión de las conferenciantes y los conferenciantes, actores directos de los cambios que implica el enfoque «género» a nivel de políticas, sociedades civiles e individuos en países tan diversos como India, Cuba, Sudáfrica, Vietnam y Tayikistán.

Aleyamma Vijayan «Nosotras debemos entrar en el debate político a todos los niveles, para hacer oír nuestras voces, sin miedo a soportar los raptos de cólera de nuestros colegas masculinos cada vez que no estamos de acuerdo con ellos», declara en la tribuna una mujer menuda y enérgica, vestida con un sari. Aleyamma Vijayan, una auténtica militante, dirige desde hace diez años una asociación de mujeres, el Sakhi Women’s resource Center, en Kerala. Ella ha marcado la tónica de esta Jornada que ha girado en torno a la escucha de las voces femeninas y masculinas que abogan por una evolución de la mentalidad en todos los niveles de la sociedad.

Kerala o el paso del dicho al hecho
En Kerala, un Estado que se cuenta, socialmente, entre los más avanzados de India, país marcado por una fuerte descentralización, el camino hacia la igualdad de posibilidades para mujeres y hombres forma parte de los planes quinquenales desde hace más de veinte años. Pero para pasar del dicho al hecho es necesaria la atenta vigilancia de mujeres como Aleyamma - incansables aguijones en un mundo político de tradiciones aún profundamente machistas - para que las buenas resoluciones encuentren lentamente su anclaje en la realidad y para que las mujeres puedan, por fin, entrar a tomar parte en los procesos de decisión, comenzando por los que les conciernen directamente.

El «Presupuesto sensible al género», una palanca para el cambio social
En un enfoque decididamente ascendente (de abajo arriba), el Sakhi Center está cerca de las preocupaciones de las mujeres, en su contexto vital y en su vinculación con los diferentes grupos de mujeres locales, pero también es activo en los debates nacionales e internacionales en torno a los temas del desarrollo, el feminismo y la salud. Entre los campos de intervención privilegiadas de Aleyamma y de las que ella llama «sus hermanas», figuran las finanzas públicas; más precisamente, la rúbrica « Gender responsive budget », el presupuesto sensible al género, palanca capaz de operar en la sociedad un movimiento real hacia la igualdad de oportunidades. Bajo el elevado tecnicismo que representan estos instrumentos contables se ocultan, en efecto, potentes instrumentos de cambio social en los que las mujeres comprometidas deben saber poder influir.

Cuba: Romper un paradigma de la masculinidad
El cambio social es un término que no puede sino sonar como algo venturoso a los oídos de Julio César González Pagés, profesor asistente de Filosofía en la Universidad de la Habana. Para este investigador, profundamente implicado en la sociedad civil al lado de los hombres, se impone urgentemente una redefinición de las masculinidades en las sociedades en que éstas están fuertemente ligadas a la noción de machismo. Para hacer realmente avanzar las relaciones sociales y humanas hacia una igualdad fundada en el respeto mutuo, hay que romper el paradigma de una masculinidad vinculada con la dominación y, en consecuencia, con la violencia, terrible gangrena de las sociedades latinoamericanas.

La violencia no ayuda a ganar poder sino a perder afectos
El envite es, por tanto, forzosamente político. «Se trata de romper el círculo vicioso que implica que a mayor violencia mayor poder, explica Julio César. En realidad, esta expresión de la masculinidad equivale no a ganar sino a perder, a sufrir una amputación afectiva, que saca a la luz un fuerte sentimiento de inseguridad y que se opone al amor, a la solidaridad y a la reciprocidad de los intercambios». Julio César insiste también en la importancia que reviste entender bien el movimiento feminista para redefinir el sentido de la masculinidad, un feminismo que no es, como lo definen algunos de sus detractores «el machismo de las mujeres», sino una valorización de la diversidad.

Sudáfrica: la masculinidad como crisis de la salud pública
En otro terreno altamente sensible, Sudáfrica, Dean Peacock trabaja dentro de la Sonke Gender Justice Networ justamente en esta modificación del paradigma. En este país, la expresión viva de la masculinidad adquiere la amplitud de una «crisis de salud pública». A título de ejemplo: aproximadamente un hombre de cada cuatro recurre a la violación o a la violencia sexual en las zonas rurales. Los riesgos que se corren en todos los sentidos son también un símbolo de esta masculinidad contumaz, que asocia el hecho de protegerse o de proteger a los otros con un reflejo del miedo. Para cambiar esta visión que aliena profundamente las relaciones sociales y, especialmente, las relaciones entre hombres y mujeres, hay que actuar en todos los niveles de la sociedad, paralelamente. Dean Peacock cita la colaboración con el gobierno, sobre todo en las campañas nacionales, la movilización de la comunidad civil y de los medios de comunicación, los programas de sensibilización dirigidos certeramente, el diálogo con las organizaciones de mujeres, la promoción de los derechos humanos y de la justicia social.

La psique masculina, hacia una nueva definición de sí misma
La Sonke Gender Justice Network está comprometida con los hombres y con los jóvenes además de con otras contrapartes en una tarea ingente y ambiciosa, pero, lentamente, la toma de conciencia va avanzando. Hoy día, el 50% de los hombres sudafricanos piensa que el gobierno debería adoptar más medidas para acabar con la violencia contra las mujeres. La valorización de la no violencia como expresión de la virilidad, la imagen de una fuerza nueva que respeta y que protege, la de una felicidad procurada por unas relaciones fundadas en la equidad y el amor hacen que la psique masculina entre progresivamente en una nueva definición de sí misma.

Vietnam: un trabajo de acompañamiento cotidiano
Este trabajo de sensibilización es un largo proceso, que es necesario hacer llegar hasta el nivel individual, para que adquiera todo su sentido. Esto fue lo que explicó en detalle Nguyen Than Giang, colaboradora de la COSUDE en Vietnam, presentando el trabajo de acompañamiento cotidiano con grupos de hombres sobre la gestión de la cólera, en el marco de un proyecto de cooperación. Esta sensibilización pasa por la escucha, por la representación simbólica, por la representación de papeles, etc.

Tayikistán: un violento retroceso
Sin embargo, tal y como recordó en una emotiva presentación la representante de COSUDE en Tayikistán, Shahrigul Amirjanova, las relaciones hombres/mujeres son siempre reflejo de una situación política. Así, tras el final de la Unión Soviética, la situación de las mujeres en Tayikistán ha empeorado mucho, y, así, este pequeño país sin recursos primos ha vuelto a los orígenes del feudalismo, restableciendo la práctica de la poligamia y relegando a las mujeres a papeles subalternos. Esto probaría una vez más, por si no hubiera ya suficientes pruebas, que la inequidad entre los sexos no es sino un atentado contra los derechos humanos, y un menosprecio de la justicia social, pisoteada en detrimento del conjunto de la sociedad.

El Género, tema transversal y prioridad de la COSUDE
«Cuando se menciona la noción de género, observa Annemarie Sancar, especialista en el tema de la COSUDE, se piensa a menudo, erróneamente, que es para hablar exclusivamente de las mujeres. Por este motivo, era para nosotros muy importante asociar Derechos de la mujer y Masculinidades, así como oír a hombres comprometidos al lado de otros hombres en la lucha por una menor desigualdad.» Dar a ambos sexos un acceso equitativo al debate así como a la toma de decisiones, es para Beate Wilhelm, vicedirectora de la COSUDE, una prioridad absoluta, razón por la cual el tema transversal «Género» se inscribe en todas las acciones y las estrategias de la COSUDE.

Informaciones complementarias y documentación