Administración federal admin.ch
Departamento Federal de Asuntos Exteriores
Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE
La COSUDE – en todo el mundo

Visite las páginas web de las Oficinas de Cooperación suizas.

Suiza
Suiza 
Buscada:
Vista detallada:

26.01.2010 - Artículo
Educación para todos : si bien se han producido progresos hay que redoblar los esfuerzos para alcanzar el objetivo en 2015

Ha pasado ya una década desde que la comunidad internacional adoptó los objetivos de educación para todos (EPT). Si bien se han producido algunos progresos, millones de niños de todo el mundo siguen carenciendo de la oportunidad de desarrollar sus potencialidades y de construir su futuro. El Informe mundial de seguimiento del EPT describe la situación, identifica ciertas causas de marginalización, propone algunas pistas, y solicita a los suministradores de fondos y a los gobiernos que renueven sus compromisos de financiación a fin de alcanzar los objetivos de educación para todos de aquí a 2015.

La publicación de la Unesco señala que se ha hecho y que se ha obtenido ya mucho, pero que el balance de la década se ha mitigado. Muchos de los países más pobres jamás alcanzarán los objetivos del EPT establecidos para 2015, además de que sólo quedan cinco años para realizar los Objetivos del milenio para el desarrollo (OMD). La ausencia de esfuerzos para llegar a las poblaciones marginadas ha privado a millones de personas de su derecho a la educación.

Los progresos realizados se encuentran en peligro

A ello se añade el impacto de la crisis económica mundial: el aumento de los precios de los productos alimentarios ha causado el aumento de la malnutrución y de la extrema pobreza, la subida del paro y la disminución de las remesas de fondos de los emigrantes. Todos estos elementos tienen unas consecuencias de gran alcance en la educación, ya que son muchas las familias pobres que se ven obligadas a reducir sus gastos escolares o incluso a retirar a sus hijos del colegio. Por su parte, los gobiernos experimentarán una presión en sus presupuestos sociales con el riesgo de tener que reducir la financiación destinada a la educación. De esta forma, existe un peligro real de que una buena parte de los progresos realizados en el ámbito de la educación se detengan, o incluso se destruyan.

El informe de 2010 realiza un balance de los progresos efectuados en aras de la realización de los seis objetivos que fueron definidos en Dakar en 2000. El mismo incluye también un análisis de la financiación necesaria para alcanzar los objetivos del EPT en 2015 y para profundizar especialmente en el tema de la educación de las poblaciones marginadas.

La protección y la educación que reciben los niños durante los primeros años de su vida influye de forma determinante en el resto de su existencia. Pues bien, millones de ellos acceden al colegio debilitados por la malnutrición, por una salud deficiente y por la pobreza. La mejora del acceso a unos cuidados maternales e infantiles gratuitos resulta crucial para la educación y la sanidad públicas. El informe considera también que los gobiernos deberían combatir contra las desigualdades en el acceso a la protección de la pequeña infancia, en particular contra las causadas por los ingresos y la educación de los padres. Las disparidades existentes entre las diferentes regiones son grandes, pero de manera general la participación en la enseñanza primaria no ha dejado de aumentar regularmente desde 2000; el índice bruto de escolarización subió de un 33 a un 41% entre 1990 y 2007.

Enseñanza primaria universal

La última década ha registrado un rápido progreso hacia la realización de la enseñanza primaria universal, en particular en Asia del sur y occidental, y en el África subsahariana. Así pues, el número de niños no escolarizados ha disminuido en el mundo desde 1999 en 33 millones, pero en 2007 restaban todavía 72 millones y se estima que en 2015 todavía serán 56 millones. La proporción de niñas no escolarizadas ha disminuido de un 58 a un 54%, pero los obstáculos debidos al sexo siguen estando profundamente enraizados. Además, para muchos de los niños que acceden a la escuela primaria el recorrido a través del sistema educativo suele ser tardío, aleatorio, inacabado y breve. En lo tocante a los adolescentes no escolarizados, de los cuales, en 2007 un 54% eran chicas, nos enfrentamos a un problema muy extendido que hasta la fecha se ha tratado de manera insuficiente.

La adquisición de capacidades juega un papel cada vez más importante a la vez que el paro juvenil, que ya de por sí era elevado, no hace sino aumentar. De esta forma, el reto consiste en reforzar la educación básica y mejorar la transición hacia la escuela secundaria. Además hay que concebir una enseñanza profesional eficaz que ofrezca a los jóvenes las capacidades necesarias para poder salir adelante en el mercado laboral. Los índices netos de escolarización en la enseñanza secundaria ha progresado, pero varían fuertemente dependiendo de las regiones. Los resultados de la enseñanza técnica y profesional en muchos países en vías de desarrollo son mediocres. El informe insiste en el hecho de que para luchar eficazmente contra la marginación estos programas deben ofrecer también una «segunda oportunidad» a los millones de jóvenes desfavorecidos de los países tanto ricos como pobres.

Dos tercios de los analfabetos son mujeres

Entre 2000 y 2007 el número de analfabetos adultos en el mundo disminuyó en un 13%, mientras que el índice de analfabetismo aumentó en un 10% fijándose en un 84%. Este aumento resulta particularmente impresionante en la región de Asia oriental y del Pacífico, en particular en India y en China. Por lo general, las disparidades entre sexos han disminuido. No obstante, en la actualidad existen unos 759 millones de adultos analfabetos, esto es, casi un 16% de la población adulta mundial, de los cuales dos tercios son mujeres. Si no se hace más para acelerar el progreso, en 2015 habrá 710 millones de adultos analfabetos.

El progreso en la alfabetización conlleva una mejora de la igualdad entre sexos. En Bangladés, en Burkina Faso, en Burundi, en Malaui, en Nepal y en Yemen el índice de alfabetización de las mujeres se ha duplicado o triplicado, progresando dos veces más rápido que el de los hombres. En general el número de mujeres alfabetas adultas ha aumentado en un 14%, a diferencia del 7% en los hombres. Así pues, las mujeres están recuperando el retraso que tenían en este ámbito. Pero, a las desventajas que conlleva el sexo, se añaden la interacción con la situación geográfica, la educación de los padres, el origen étnico, el idioma y el handicap.

La calidad de la educación varía mucho según los países y todos los años millones de niños abandonan la escuela sin haber adquirido unas capacidades básicas reales en materia de lectura, de escritura y de cálculo. A menudo no existe una oportunidad igual de aprendizaje (sobre todo entre las niñas y los niños) y las diferencias entre las escuelas son determinantes para el nivel de equidad en el seno de los sistemas educativos. Para que el aprendizaje pueda ser eficaz hay que disponer de buenos maestros, bien formados y motivados. El informe estima que serán necesarios 10,3 millones de maestros suplementarios para poder realizar el objetivo de la enseñanza primaria universal de aquí a 2015. De acuerdo con esta cifra habrá que crear 1,9 millones de nuevos puestos. Dos tercios de los puestos suplementarios serán necesarios en el África subsahariana.

Habrá que sextuplicar la ayuda otorgada a la educación básica

El Índice de desarrollo de la educación (IDE) ha sido concebido para medir los progresos globales, incluyendo cuatro objetivos del EPT fácilmente cuantificables. En 2007 y en 128 países se pudo constatar que: 62 países (6 más que en 2006) habían alcanzado o estaban a punto de alcanzar los cuatro objetivos (todos los países exceptuando los del África subsahariana); 36, la mayor parte en América Latina y en el Caribe (16), en el África subsahariana (8) y en los Estados árabes (6) se encontraban a medio camino de realizar el EPT; 30, de los cuales 17 pertenecientes al África subsahariana, presentaban unos valores débiles de IDE.

El informe ofrece una evaluación detallada de los costes asociados a la realización de los objetivos centrales del EPT, una evaluación que abarca a 46 países con un índice bajo de ingresos, e incluye en especial un importe para poder llegar a los más marginados. Cuatro de sus principales conclusiones y recomendaciones son las siguientes: los países en vías de desarrollo con un índice bajo de ingresos podrían recibir un importe suplementario de 7 mil millones de dólares al año (0,7% del PIB) movilizando mayormente los recursos internos; las medidas especiales para ofrecer una oportunidad de escolarización primaria a los grupos marginados costarán 3,7 mil millones de dólares; el importe actual de la ayuda a la educación básica en estos 46 países (unos 2,7 mil millones de dólares) es insuficiente, habría que sextuplicarlo para cubrir el déficit financiero de 16 mil millones de dólares; es urgente convocar en 2010 una conferencia para obtener contribuciones de los donantes a fin de movilizar los fondos suplementarios que se requieren para poder mantener el compromiso de Dakar.

Informaciones complementarias y documentación